Diarrea neonatal del lechón por Clostridios tipo A

 

La diarrea neonatal del lechón es un síndrome que puede estar causado por múltiples agentes patógenos, entre ellos el Clostridium perfringens tipo A. La repercusión económica de este síndrome es elevada, en tanto a la elevada mortalidad (derivada de la deshidratación de los lechones) y los retrasos en el crecimiento que causa.

La bacteria Clostridium perfringens es un bacilo anaeróbico Gram-positivo que forma parte del microbiota normal de los lechones. Se diferencian 5 tipos distintos de C. perfringens (A-E) en base a las diferentes toxinas que producen. En el caso del C. perfringens tipo A las toxinas que produce son las toxinas α y ß2. La enfermedad entérica se origina cuando se produce un crecimiento anormal de la bacteria a nivel de la luz intestinal, produciendo una elevada cantidad de toxinas que provocan la inflamación de los enterocitos y la excreción de líquido a la luz, originándose un cuadro diarreico que puede durar varios días. Estos síntomas suelen aparecer entre los 2 y 4 días de vida del lechón y generalmente acarrean retrasos en el crecimiento, mal aspecto de los animales y excepcionalmente bajas en las primeras 48 horas, pudiendo interactuar con otros patógenos entéricos como el rotavirus o el E. Coli.

Dada la temprana incidencia de la enfermedad en los lechones, un buen manejo e higiene de las parideras son claves para el control de la enfermedad. Varias intervenciones preventivas y medidas de control se han empleado frente a la diarrea neonatal. Estas incluyen la vacunación de las cerdas durante la gestación para inducir anticuerpos séricos que más tarde serán transmitidos de la cerda a los lechones a través del calostro. Actualmente existe en el mercado europeo una vacuna comercial con los toxoides α y β2 frente a C. perfringens tipo A.

 

Clostriporc A®

Clostriporc A® es una vacuna de toxoides en cuya composición se encuentran los toxoides α y ß2 expresado por la bacteria patógena Clostridium perfringens tipo A.

Está indicada para la inmunización pasiva de los lechones a partir de la inmunización activa de sus madres gestantes y/o nulíparas (primovacunación 2 dosis de 2 ml, 5 y 2 semanas antes del parto; revacunación 1 dosis 2 semanas antes del parto). Los lechones, mediante la ingestión suficiente de calostro a la primera oportunidad, quedan protegidos a partir de su primer día de vida y hasta las 4 semanas de vida.

 

Acceso PROFESIONALES

Usted se dispone a acceder a información sobre las especialidades farmacéuticas de Ceva autorizadas por la Agencia Española
del Medicamento y Productos Sanitarios.


Esta información está dirigida exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, ya que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.