La gripe porcina es una enfermedad infectocontagiosa, clásicamente de curso agudo, aunque cada vez más de curso endémico, que se caracteriza por un cuadro respiratorio intenso, con fiebre, en cerdos de cualquier edad. La gripe es una importante zoonosis.

El virus de la influenza porcina tipo A es un virus conocido por su alta variabilidad y continua aparición de nuevas variantes. Esta característica, se debe a que su ARN se encuentra segmentado en 8 fragmentos, que codifican para 11 proteínas diferentes, de las que cabe destacar dos de ellas, la hemaglutinina, implicada en la entrada del virus en las células; y la neuraminidasa, implicada en la liberación del virus tras su multiplicación. De la combinación de estas dos proteínas, surge la clasificación de los diferentes subtipos de gripe. En el porcino, de todas las variables del virus que ocurren, los subtipos firmemente establecidos como patógenos son el H1N1, H1N2 y H3N2. La gripe se transmite principalmente por contacto directo y mediante aerosoles a baja distancia. La gripe ha sido tradicionalmente asociada a la aparición de brotes clínicos agudos (apatía, anorexia, fiebre elevada, abortos en gestantes) de curso rápido, si bien en explotaciones con alta prevalencia es común observar una forma endémica de la enfermedad.

 
 
 
 

La prevención y control de la gripe porcina combinan un mantenimiento estricto de medidas de bioseguridad para evitar la entrada del virus en granjas libres, el control de factores predisponentes, y la homogeneización de la inmunidad en reproductoras. En este sentido, la disponibilidad de vacunas que cubren los principales serotipos afectantes al porcino ha contribuido a reducir los brotes agudos y a disminuir la circulación vírica en otras fases productivas. La vacunación así mismo de los animales de cebo cuando el virus circula recurrentemente en esta fase, puede ayudar a controlar la enfermedad en este periodo.

 
 
 

Respiporc® FLU 3 y Respiporc® FLUpan

Respiporc® FLU 3 y Respiporc® FLUpan son vacunas inactivadas frente al virus de la influenza porcina tipo A.

Respiporc® FLU 3, contiene los 3 subtipos patógenos para el porcino H1N1, H1N2 y H2N3. Mediante la inmunización activa de cerdos (dosis de 2 ml por vía intramuscular profunda), incluyendo cerdas gestantes y lactantes, se reducen los signos clínicos y la carga vírica pulmonar tras la infección, mediante la inducción de anticuerpos neutralizante e inhibidores de la hemaglutinación frente a cada uno de los tres subtipos.

Respiporc® FLUpan, contiene el subtipo patógeno H1N1 pandémico de la gripe porcina, el cual completa a Respiporc Flu 3 en la protección de los subtipos más prevalentes actualmente en Europa. En este caso, está indicado (dosis 1 ml por vía intramuscular) para la inmunización activa frente a dicho virus, para reducir la carga vírica pulmonar y la excreción del virus.

 

Acceso PROFESIONALES

Usted se dispone a acceder a información sobre las especialidades farmacéuticas de Ceva autorizadas por la Agencia Española
del Medicamento y Productos Sanitarios.


Esta información está dirigida exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, ya que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.