parallax background

Comparativa de lesiones pulmonares compatibles con NE en cerdos vacunados con distintas vacunas comerciales frente a Mycoplasma hyopneumoniae en condiciones de campo

Efecto de la vacunación contra la enfermedad de los edemas sobre la mortalidad y los parámetros de crecimiento en cerdos de transición en una granja comercial positiva para la toxina Shiga 2e
Efecto de la vacunación contra la enfermedad de los edemas sobre la mortalidad y los parámetros de crecimiento en cerdos de transición en una granja comercial positiva para la toxima Shiga 2e
8 junio, 2022
Precision Health Program (PHP): digitalización en la producción porcina
Precision Health Program (PHP): digitalización en la producción porcina
14 noviembre, 2022
Efecto de la vacunación contra la enfermedad de los edemas sobre la mortalidad y los parámetros de crecimiento en cerdos de transición en una granja comercial positiva para la toxina Shiga 2e
Efecto de la vacunación contra la enfermedad de los edemas sobre la mortalidad y los parámetros de crecimiento en cerdos de transición en una granja comercial positiva para la toxima Shiga 2e
8 junio, 2022
Precision Health Program (PHP): digitalización en la producción porcina
Precision Health Program (PHP): digitalización en la producción porcina
14 noviembre, 2022
 
Artículo publicado en Porcinews nº 31 - Septiembre 2022

M. Lasierra, P. Del Carmen y M. Carmona

CEVA Salud Animal


Introducción

A pesar de la evolución y tecnificación constantes del sector porcino, el complejo respiratorio porcino (CRP) sigue siendo una de las amenazas que mayores costes acarrea a la industria porcina mundial.

Uno de los patógenos primarios implicados en el CRP es Mycoplasma hyopneumoniae (Mh), principal agente causal de la neumonía enzoótica porcina (NE). Mh coloniza el tracto respiratorio del cerdo, produciendo neumonías crónicas que permite que agentes secundarios proliferen, contribuyendo al desarrollo de la enfermedad. Su importancia se considera relevante porque produce grandes pérdidas económicas asociadas principalmente al retraso en el crecimiento y a la disminución de la eficiencia alimentaria1.

La infección por Mh se caracteriza por su inicio lento y persistencia prolongada. La morbilidad puede ser elevada y la mortalidad baja. Los cerdos nacen libres de Mycoplasma, pero ya desde la primera semana de vida se puede llegar a aislar del aparato respiratorio del lechón. Una de las principales fuentes de infección es la propia madre. La transmisión se produce principalmente alrededor del destete. El principal signo clínico es una tos no productiva, persistente y crónica que puede durar de semanas a meses, afectando principalmente a animales en la fase de engorde. A medida que se desarrolla la neumonía, la disnea se vuelve más pronunciada.

Un correcto manejo y la vacunación frente a Mh es la estrategia más rentable para el control y la prevención de la neumonía enzoótica (NE).

La valoración de lesiones pulmonares compatibles con Mh en el matadero, es un método habitual para evaluar la incidencia de la enfermedad en las granjas porcinas y determinar la efectividad de la vacunación. La prevalencia de las lesiones compatibles con la NE en el matadero se asocia de forma significativa con la prevalencia de Mh al destete2,3.

El objetivo de este estudio fue investigar la prevalencia y la extensión de las lesiones pulmonares compatibles con la NE observadas tras el sacrificio en cerdos vacunados con Hyogen® (Ceva Salud Animal) o con otras 9 vacunas comerciales frente a Mh.

 

Materiales y métodos

En el análisis se incluyeron todas las valoraciones pulmonares realizadas desde enero de 2016 hasta octubre de 2021, inclusive. Para el análisis se descartaron los lotes evaluados en los que se desconocía el protocolo de vacunación. En total, se incluyeron 344.966 pulmones de 2.174 lotes provenientes de 387 granjas de madres diferentes localizadas por toda la geografía española. Los lotes incluidos en el estudio estaban vacunados con Hyogen (vacuna de dosis única), o con otras 9 vacunas comerciales, exclusivas frente M. hyo (de dosis única o bidosis) o combinadas con PCV2.

Las lesiones que se encuentran con mayor frecuencia en matadero son las bronconeumonías cráneo-ventrales y las pleuritis, tanto craneales como dorso-caudales4,5,6. Las bronconeumonías cráneo-ventrales suelen estar asociadas a M. hyo, las pleuritis craneales a patógenos bacterianos secundarios7, y las pleuritis dorso-caudales a la forma subclínica y/o crónica de Actinobacillus pleuropneumoniae8. En este estudio, nos hemos centrado en analizar exclusivamente las lesiones compatibles con M. hyo y las pleuritis craneales.

A nivel macroscópico, las lesiones típicas de NE son zonas de consolidación pulmonar de color púrpura a gris, que aparecen de forma bilateral en las regiones apical, cardíaca, intermedia y anterior de los lóbulos diafragmáticos. En torno a las 7-9 semanas post-infección, pueden comenzar a observarse cicatrices9.

Las lesiones pulmonares fueron valoradas según la metodología de puntuación Ceva Lung Program (CLP) por veterinarios independientes a ciegas.

 

Para valorar las lesiones compatibles con M. hyo se otorga una puntuación de 0 a 4 a cada uno de los 7 lóbulos pulmonares en función de la extensión de las lesiones, según el sistema de Madec modificado10; y se pondera con el volumen del lóbulo lesionado con respecto al total del pulmón, según el sistema de Christensen11. De esta manera, el sistema CLP obtiene la superficie real afectada del pulmón. La incidencia de cicatrización y pleuritis craneal se valora en función de su presencia o ausencia

De cada lote examinado se calcularon los siguientes parámetros:

  • Porcentaje de pulmones afectados por lesiones compatibles con la NE.
  • Porcentaje de superficie afectada de todos los pulmones.
  • Porcentaje de superficie afectada de los pulmones neumónicos.
  • Porcentaje de pulmones con cicatrices.
  • Porcentaje de pulmones con pleuritis craneal.

El análisis estadístico se llevó a cabo con la prueba de Mann-Whitney.


Resultados

El promedio de lesiones compatibles con NE fue significativamente menor (p<0,001) en el grupo Hyogen que el promedio de animales vacunados con otras vacunas específicas de Mh (monodosis y bidosis) o combinadas (M. hyo + PCV2).

Si comparamos los lotes vacunados con Hyogen, con cada una de las vacunas incluidas en el estudio, los lotes vacunados con Hyogen presentaron:

  • Un menor porcentaje de pulmones bronconeumónicos estadísticamente significativo (p<0,01) en comparación con las vacunas 2, 3, 4, 6, 7, 8 y 9.
  • Un menor porcentaje de superficie pulmonar afectada de todos los pulmones valorados, estadísticamente significativo, en comparación con las vacunas 2, 3, 4, 6, 7, 8, 9 (p<0,001) y la vacuna 5 (p<0,05).
  • Un menor porcentaje de superficie pulmonar afectada de los pulmones neumónicos estadísticamente significativo (<0,01) en comparación con las vacunas 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9.
  • Un menor porcentaje de pulmones con cicatrices estadísticamente significativo en comparación con las vacunas 2, 3, 5, 6, 7, 8 (p<0,01) y la vacuna 1 (p<0,05).
  • Un menor porcentaje de pulmones con pleuritis craneales estadísticamente significativo en comparación con las vacunas 4, 5, 7, 8 y 9 (p<0,01) y las vacunas 1 y 3 (p<0,05).
 

Discusión y conclusión

Los lotes de granjas vacunadas con Hyogen presentaron menos lesiones compatibles con NE que los lotes de granjas vacunadas con cualquier otra vacuna comercial.

En este estudio, Hyogen mostró ser más eficaz en la reducción de las lesiones pulmonares que el resto de las vacunas incluidas en el estudio.

Los resultados de este estudio son acordes con otros similares realizados en otros países como Francia o Alemania13,14.

 

Referencias

  1. StrawBE. et al., 1989. Journal of the American Veterinary Medical Association.
  2. Fano, E. et al., 2007. Can. J. Vet. Res. 71, 195–200.
  3. Sibila, M. et al, 2007. Veterinary Microbiology 122, 97–107.
  4. Fraile, L. et al., 2010. The Veterinary Journal 184, 326–333.
  5. Meyns et al., 2011. The veterinary Journal.
  6. Martínez et al., 2009.
  7. Christensen, G., Enoe, C., 1999. Dansk Veterinaertidsskrift 82, 1006–1015.
  8. Christensen, G. et al., 1999. Diseases of Swine 8 ed., pp. 913–940. Iowa State University Press.
  9. Kobisch et al., 1993. Vet Res 24,67–77.
  10. Madec F. et al., 1982. Journées de la Recherche Porcine.
  11. Christensen G. et al., 1933. Acta Vet Scandinavica.
  12. Lasierra et al., 2022 ESPHM MIS-PP-33.
  13. Spindler, et al., 2022. ESPHM HHM-PP-62.
  14. Cvjetkovic et al., 2021. ESPHM IMM-PP-34.