Vaccinomics es un sistema de asesoramiento en buenas prácticas de vacunación del lechón al destete, identificando aquellos puntos en los que se pueda encontrar una mejora que facilite y asegure una correcta vacunación de los animales.

Las vacunas son, según la OMS: “Preparaciones destinadas a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos”. En el caso de la sanidad, y más concretamente la producción animal, las vacunas estimulan la inmunidad activa de los animales para protegerles de enfermedades futuras, potenciando la productividad de los animales sanos. Las vacunaciones rutinarias en granja son sin duda la mejor herramienta para minimizar el impacto de los patógenos y, por tanto, maximizar sus beneficios. Vacunamos por que es más costoso el tratamiento de las enfermedades que su prevención. Además, dentro del marco de la reducción y uso racional de antibióticos, la inversión de los productores en prevención es cada vez mayor.

Vaccinomics, mediante un sistema protocolizado de chequeo, pone de manifiesto los puntos críticos que influyen sobre la calidad de la vacunación, entendiendo ésta como el conjunto de todos los procesos que de alguna manera influyen sobre las vacunas desde que llegan a la explotación, hasta que son inoculadas a los animales. Poniendo el foco sobre los factores que de alguna manera impactan sobre las vacunas (recepción y almacenamiento, preparación y atemperado, aplicación, etc…), Vaccinomics contribuye a minimizar los posibles fallos vacunales que puedan suceder y que estén ligados al manejo que se realiza en granja con las vacunas.

 
 
 
 

La visita Vaccinomics

El día de la vacunación, un componente del equipo de Ceva porcino se desplaza junto al veterinario responsable a la granja dónde se ha de poner en marcha el sistema Vaccinomics. Mediante el seguimiento de un checklist, se hace un repaso a todos los factores que impactan sobre la vacunación, desde la recepción en frío de los productos y la revisión del material utilizado para su aplicación; pasando por su almacenamiento, preparación, aplicación y manejo; y finalizando por el registro de las acciones y la revisión del estado de los animales tras la vacunación. El objetivo final es no dejar pasar por alto cualquier factor que pueda desencadenar una falta de eficacia de las vacunas.

Pero la visita no tiene únicamente un carácter de chequeo. Gracias a la experiencia de Ceva en el campo, a lo largo de la visita se lleva a cabo una formación in situ en buenas prácticas de vacunación, con el objetivo de facilitar la labor del personal de granja y mejorar el bienestar de los animales. Tras la visita, el equipo Ceva provee de un completo informe acerca de la visita, así como de una guía de recomendaciones para la mejora de la vacunación en granja.

 
 
 

Acceso PROFESIONALES

Usted se dispone a acceder a información sobre las especialidades farmacéuticas de Ceva autorizadas por la Agencia Española
del Medicamento y Productos Sanitarios.


Esta información está dirigida exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos, ya que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.